Sociedad Chilena de simulación clínica y seguridad del paciente

Compartiendo una experiencia: Simulación Clínica una herramienta que debemos considerar en tiempos de pandemia

Compartiendo una experiencia: Simulación Clínica una herramienta que debemos considerar en tiempos de pandemia

En momentos como este, en que el mundo enfrenta una pandemia con incertidumbre, dudas y cifras alarmantes de contagiados y fallecidos, surgen una serie de cuestionamientos respecto a cómo resolver temas sanitarios y controlar la grave situación, pero también como preparar a nuestros profesionales de salud para abordar técnicamente esta terrible emergencia sanitaria y no contagiarse.

Pienso que en estos momentos tenemos dos grandes desafíos en salud, el primero corresponde al ámbito de todo lo que tiene relación con las acciones específicas desde la salud pública, del estado y desde la sociedad sobre el abordaje que compete como hemos visto, a cada país, al implementar medidas e intervenciones para enfrentar este complejo problema y que no será el objetivo de este análisis. El segundo desafío es el relacionado con los recursos humanos, es decir, contar con todo el personal que hoy debe estar a disposición de miles de personas contagiadas y de asistir con calidad y seguridad a aquellos pacientes que se agraven y que requieran de cuidados intensivos. Debemos resolver temas de contagio de los equipos de salud, de sus reemplazos y de una serie de procesos muy complejos que emergen en una crisis sanitaria, además mundial, lo que implica que los países están abocados a lo propio y limitados para acciones solidarias como ha sido en otras circunstancias. Ningún país podría estar preparado para ello, es esperable que una pandemia siempre sorprenda. ¿Entonces cómo abordar parte de esta situación?  Es a ello a lo cual me voy a referir.

Tenemos en este ámbito y como Facultad de Salud un rol importante. Desde las universidades nos corresponde innovar, ser creativos y buscar soluciones para que por una parte entreguemos a nuestros estudiantes las condiciones y recursos de aprendizaje que permitirán alcanzar los resultados educativos al finalizar este año y por otra, participar en el entrenamiento técnico y no técnico de los equipos que se conformen para hacer estos cuidados. Las actividades en los ambientes clínicos serán por largo tiempo muy compleja y distinta. Pensar en que los estudiantes vayan a sus actividades tradicionales sería un riesgo para ellos, para los funcionarios y más aún, un riesgo para el paciente.

Es por ello por lo que desde que se inicia la pandemia hemos visto una discusión mundial sobre cómo llevar a cabo los semestres, las prácticas clínicas y las evaluaciones, lo cual no ha estado ajeno a nuestro país. Es así como dos grandes sociedades científicas Society for Simulation in Healthcare (SSH) y la International Nursing Association of Clinical Simulation and Learning (INACSL), han abordado este tema con una propuesta realmente interesante; incorporar la simulación clínica remota y virtual en reemplazo de horas tanto prácticas como teóricas (https://www.ssih.org/COVID-19-Updates/ID/2237/COVID-19-SSHINACSL-Position-Statement-on-Use-of-Virtual-Simulation-during-the-Pandemic ), propuesta que ha sido acogida por muchas instituciones a la fecha y que está siendo muy exitosa. Esta metodología ha sido usada por muchos años como una herramienta de entrenamiento con éxito en otros ámbitos, como es la aviación y la ingeniería. Su uso en salud era escaso, pero no menos exitoso. Hoy nuestra Facultad de Salud y Odontología UDP. se está preparando en tres carreras para iniciar en unos pocos días más el uso de este recurso y creo que daremos una gran contribución a la docencia y a las oportunidades de aprendizaje. Trabajaremos escenarios de seguridad, con prevención de IAAS, manejo de Equipos de Protección Personal (EPP) y casos clínicos que deben manejar nuestros estudiantes. Especialmente estaremos desarrollando competencias como toma de decisiones, priorización, trabajo en equipo y comunicación efectiva entre otras, todas claves de entrenar especialmente entre nuestros internos e internas, los que muy pronto es probable que estén insertos en el mundo laboral.

Sin embargo, debo señalar que la SSH, organización líder en el mundo en lo que a simulación compete, no solo ha considerado facilitar recursos y material de estudio para estudiantes como señalé anteriormente. Su directiva y equipo administrativo, ha diseñado un sitio web llamado COVID 19. (https://www.ssih.org/COVID-19-Updates) en el cual se ha colocado a libre disposición una serie de recursos para uso según necesidad. Hay publicaciones, calendario de foros, webinar y escenarios de simulación y casos virtuales.  El trabajo ha sido en red y ha sido realizado en colaboración con la industria, organizaciones y muchos de sus miembros que son líderes en investigación, expertos académicos o clínicos. También se ha visto la colaboración de instituciones como Harvard Center for Medical Simulation, American Heart Association, Center for Disease Control y la Organización Mundial de la Salud por nombrar algunos.

Contar con oportunidad de entrenamiento con escenarios virtuales y reales simulados es clave para lo que se avecina en nuestro país y que esperamos sea resuelto con éxito. Necesitamos en mínimo tiempo contar con profesionales entrenados y con capacidad de conformar nuevos equipos de trabajo y de una efectiva comunicación, lo que en periodos normales es lo que suscita los mayores eventos adversos y que ahora puede ser crítico.

Están surgiendo interesantes iniciativas en nuestro país y en la región al respecto. Cada día vemos más foros, webinar, proyectos de investigación en el tema etc, pero aún son aisladas y escasas. Quienes sabemos y creemos en esta herramienta educativa creada para la seguridad del paciente, debemos ser más reiterativos e insistentes en hacer uso de ella. Hoy es necesario que el know how de las universidades y de los profesionales que cuentan con la experiencia del uso de esta metodología, además junto a nuestra Sociedad Chilena de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente (SOCHISIM), nos unamos con el propósito de apoyar al país, al Ministerio de Salud, a las unidades asistenciales, a las universidades e instituciones de educación, es decir a quienes nos necesiten. Hoy no es suficiente tener los ventiladores mecánicos, equipos e insumos, necesitamos equipos sanitarios entrenados, estudiantes capacitados y preparados bajo ciertos estándares para enfrentar lo inmediato y el futuro.

No olvidemos, uno de nosotros o un ser querido podrá ser paciente y todos querríamos lo mejor para su atención. Pensemos en la simulación como una gran opción.

 

Eliana Escudero Z.

Decana Facultad de Salud y Odontología

Universidad Diego Portales

Miembro del board Society Simulation in Heathcare.